Ideas para dormitorios pequeños

Ideas para dormitorios pequeños

Si el tamaño de nuestro dormitorio es escaso puede que nos conformemos con encajar la cama y unas mesitas de noche. Al fin y al cabo el dormitorio es un espacio con una funcionalidad clara: descansar, una actividad que requiere de poco más de una cama confortable para ser satisfecha. Pero si deseamos mejorar la sensación del espacio o incluso aprovecharlo para introducir otros usos, como instalar un pequeño escritorio o una butaca para lectura puede que alguna de las siguientes ideas resulte de utilidad.

Para conseguir un dormitorio más amplio podemos seguir diversas estrategias, una primer idea es utilizar el color blanco (o tonos claros) para expandir y dar luminosidad al espacio. Si queremos evitar que el dormitorio parezca demasiado uniforme siempre podemos introducir diferentes texturas y materiales, de este modo tendremos variedad visual y táctil sin necesidad de alterar demasiado la paleta de colores.

Una alternativa para espacios realmente estrechos es desplazar la cama del centro de la habitación hacia una de las esquinas, de este modo ganaremos el espacio suficiente para transitar en la habitación. Para ganar algunos centímetros adicionales también podemos escoger un diseño de cama de perfil bajo que no se extienda demasiado del tamaño del colchón. Debemos recordar que las estructuras con patas se apreciarán más ligeras que aquellas de canapé, pero también valorar si vamos a renunciar a todo este espacio de almacenamiento solamente por un aspecto más diáfano.

Si el espacio es limitado pero sin embargo disponemos de techos altos la solución es fácil (aunque pude que no apta para todos los gustos), elevar la cama y aprovechar el espacio inferior para colocar un escritorio, un vestidor o simplemente una zona despejada.

El siguiente objeto a considerar son las mesillas de noche, las mesillas son elementos que se pueden conseguir en infinidad de tamaños, de modo que no será complicado encontrar una que se adapte a nuestras necesidades. Una alternativa que ocupará menos espacio aún es utilizar repisas o incluso construir en la propia pared una hornacina para dejar nuestros objetos personales al final de día.

Los espejos pueden ayudarnos a reducir la sensación de agobio en un dormitorio pequeño, si los orientamos de forma adecuada pueden, ademas de agrandar la habitación, mejorar la iluminación del espacio reflejando la luz del exterior. La manera más sencilla de introducirlos, sin necesidad de hacer agujeros es colocando un espejo de cuerpo entero simplemente apoyado en la pared.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR