Cómo colocar fotos y cuadros en casa

Cómo colocar fotos y cuadros en casa

Algunos consejos e ideas para que el arte que decidamos introducir en nuestro hogar luzca como se merece.

1. La forma correcta de colgar una cuadro dependerá del peso del mismo y de la densidad de la pared en la que vaya a ser expuesto. En función del peso del cuadro este deberá llevar una, dos o más fijaciones. Es interesante probar los enganches colocados en la pared antes de colocar un cuadro en ellos.

2. Una regla general para escoger la altura correcta para colgar una pieza es colocar su centro a una distancia aproximada de 150 cm del suelo. En cualquier caso debemos asegurarnos de no vernos obligados a mirar ni hacia arriba ni hacia abajo cuando observemos la obra.

3. Para asegurarnos que el cuadro este recto podemos utilizar un nivel, pero si el suelo o el techo no están rectos el efecto visual puede no ser el deseado, muchas veces es preferible realizar comprobaciones visuales durante el proceso para asegurarnos de que además de estar recto se percibe como tal. Utilizar dos ganchos paralelos al suelo en vez de un único punto de fijación también es una buena costumbre.

4. El tipo de motivo adecuado para cada estancia varia, los dormitorios son un lugar para cuadros más luminosos, los comedores sin embargo admiten temás más sombríos. Podemos colocar una serie de laminas en el pasillo, pero un oleo importante debería situarse en un punto focal del salón. Nunca debemos colgar un cuadro en un lugar donde se vea apretado,  del mismo modo tampoco situar un cuadro pequeño en un espacio grande.

5. El marco debería coincidir con el estilo y el periodo del cuadro, cuanto más contemporánea sea la pieza, más simple será el marco. A la hora de enmarcar una lámina, el passe-partout no debe ser mayor que la mitad del ancho de la reproducción para evitar que sea un elemento de distracción y le reste importancia al contenido.

6. Para colocar varios cuadros es buena idea empezar con las piezas importantes y colocar las piezas más pequeñas alrededor. Buscar la simetría puede ser de gran ayuda, intenta buscar el equilibrio visual en todo momento.

7. Escoge pinturas, fotografías o reproducciones que realmente te llamen la atención, serán piezas con las que convivirás durante mucho tiempo.

8. Podemos iluminar un cuadro mediante lamparas específicas, que utilizan un cable muy delgado sobre el que se puede pintar o empapelar con facilidad. En este caso puede ser preferible montar la luz sobre directamente sobre el marco para evitar dañar en exceso la pared. Otra solución es utilizar focos alérgenos direccionales instalados en el techo, de este modo no ahorraremos el cableado adicional por la pared.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies